Fuente: Unimedios

Por medio de la beca Kapex Academy, entregada por el Instituto de Economía Rural de Corea (KREI), un profesor y dos estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) conocieron, durante tres meses, experiencias exitosas de ese país para garantizar la seguridad alimentaria y poder aplicarlas en Colombia.

Fabián Ardila Pinto, Jennifer Guzmán Romero y William Fernando Pedraza, ganadores de la beca.

El profesor Fabián Ardila Pinto, antropólogo y magíster en Política Pública; la nutricionista y dietista Jennifer Guzmán Romero, y el zootecnista William Fernando Pedraza, quienes forman parte del equipo de la Maestría en Seguridad Alimentaria y Nutricional de la U.N., fueron seleccionados para aprender de los procesos de producción alimentaria y las políticas agrícolas que tiene Corea del Sur, con el fin de que se conviertan en replicadores de estos conocimientos en nuestro país.

En este programa de entrenamiento los profesionales recibieron cerca de 30 clases con expertos en políticas agropecuarias y desarrollo rural para el mejoramiento de la seguridad alimentaria y nutricional, las cuales fueron complementadas con salidas de campo a granjas e instituciones públicas en las que se podía conocer de primera mano cada uno de los procesos.

Además desarrollaron un proyecto en el que estudiaron la Federación Cooperativa Agrícola Nacional Nonghyup y cooperativas de base comunitaria y local, de las cuales les llamó la atención sus características en el fortalecimiento de asociaciones de pequeños productores de la provincia de Ubaté.

“Los modelos más exitosos en Corea tienen un esquema llamado ‘Sexta industrialización de la agricultura’, que vincula la fase productiva, el procesamiento, la comercialización y el servicio, lo que genera la reducción de los costos de producción y mejora los precios de comercialización”, explica la nutricionista Guzmán.

“Con este modelo, los agricultores de Corea reciben el 90 % de las ganancias y el 10 % restante lo dejan para la cooperativa; los beneficios se reinvierten para mejorar los servicios y autogestionar programas de extensión o educación para ellos mismos”, explicó la profesional.

Internacionalización

La beca está enmarcada en un convenio de investigación entre la U.N. –por medio del Observatorio de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional (Obssan), dirigido por la profesora Sara del Castillo– y el Gobierno de Corea del Sur, y es respaldado por la Gobernación de Cundinamarca.

A su vez este convenio tiene un proyecto en conjunto llamado “Fortalecimiento de la soberanía, seguridad alimentaria, nutricional y de la competitividad de las organizaciones de pequeños productores de leche, asociados a organizaciones ganaderas-OG en la provincia de Ubaté del departamento de Cundinamarca”, mediante el cual se ha recolectado información cuantitativa y cualitativa sobre la situación en distintas dimensiones sociales y económicas de los productores.

“De igual manera, como acción mejoradora, se crearon las escuelas de gestores que funcionan en los cinco municipios más pobres de la región y que contribuyen a recolectar datos para conocer las condiciones de los productores de leche de Ubaté”, afirma la docente Del Castillo.

Uno de los compromisos de la beca es ser multiplicadores de lo aprendido, por lo cual ellos ya han iniciado un proceso de retroalimentación con los gestores y productores de la región, en los modelos y estrategias que tiene Corea y que pueden ser adaptados para generar seguridad alimentaria y erradicar la pobreza de la zona.

La profesora resalta la importancia de la internacionalización de la U.N. dado que “los convenios internacionales contribuyen a la formación de capital humano en temas de seguridad alimentaria y esta información sirve para ayudar no solo a Ubaté sino a cualquier región del país”, precisó.